Vida y obra del artista chino Zao Wou Ki


13/06/2015 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Novartia Subastas


 

Zao Wou-ki, nació en Pekín en el año 1921, y a través de su permanencia en Francia, se convierte en Pintor. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Hangzhou donde creó óleos, dibujos y grabados. Durante su vida en París tuvo la oportunidad de conocer a pintores emblemáticos como lo fueron Picasso y Miró, hoy en día sus obras baten records en las subastas de arte.

En su estadía, realizó exhibiciones en la Biblioteca Nacional (1979), en el Grand Palais de París (1981), y en el Museo Ingres de Montauban (1983). De igual forma, sus obras se muestran en los museos más importantes alrededor del mundo, no sólo de París, también Nueva York y Londres.

La referencia que tenía para la realización de sus pinturas era Klee, sin embargo, en el año 1954, trabajó empleando el estilo de arte abstracto. Asimismo, se vio influenciado por artistas como Matisse, Picasso y Cézanne con sus obras que muestran impresionismo.

En el año 1956 crea la pintura llamada «Homenaje a Tou-Fou«, la cual fue vendida por 4 millones de euros en una subasta realizada años más tarde.

En 1957, fue a la ciudad de Nueva York, donde se le presenta la oportunidad de compartir con varios artistas pertenecientes a la Escuela de Nueva York, por ejemplo, Franz Kline o William Baziotes.

Con respecto a la paleta de colores, siempre utilizó colores tanto fuertes como suaves, trabajando detalladamente las luces y sombras.

Desde el año 1970, sus obras siempre trataban de temas que utilizó anteriormente, el universo, espacio y movimiento, sin embargo, en sus ultimas obras fue aplicando nuevos estilos.

Con su trabajo mostró la tradición de la tinta china. Wou-ki está representado en el Centre National Georges Pompidou en París, el Museo Guggenheim situado en Nueva York, y en Londres en la Tate Gallery, igualmente en Madrid y en otros museos alrededor del mundo.

Las pinturas realizadas por este artista han conseguido altos precios en las distintas subastas donde son presentados, desde los 700.000 y los dos millones de euros.

Un dato curioso de este gran artista es que no le colocaba títulos a sus cuadros, éstos eran identificados por la fecha en la que fueron terminados.

Una de sus obras fue una botella de Champagne de la Colección Taittinger, la cual fue pintada por este reconocido artista, era una colección limitada de 5.000 botellas.

El artista solía decir: “Quizá no hubiera sido pintor, diría muchos años más tarde, si mi ambiente familiar no hubiera sido el que fue. Si no se me hubiera puesto delante de los ojos tanta belleza”. Asimismo, aseguraba: “Para mí la pintura china dejó de ser creativa a partir del siglo XVI”. También alegaba que su función era “luchar contra la repetición pues gangrena la espontaneidad”.

Por último, repetía que como pintor, “Fue Cézanne quien me ayudó a volver a encontrarme como pintor chino”.

Las principales obras de Zao Wou-Ki fueron:

Óleo sobre tela, año 1950:

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki

Óleo sobre tela, año 1958:

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki

Óleo sobre tela, año 1985:

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki

Vida y obra del artista de origen chino Zao Wou Ki